{

Este miércoles Grupo SSI ha celebrado una jornada interna con motivo de la presentación del protocolo de acoso sexual y por razón de sexo. Para ello, hemos contado con la presencia de Norma Vázquez García, feminista mexicana que reside en Bilbao desde hace 21 años y es una referente en el ámbito de la formación y la asistencia técnica en casos de acoso sexual en el ámbito laboral.

Norma impartió una conferencia inspiradora, bajo el título de “Acoso sexual y acoso por razón de sexo en el ámbito laboral” que despertó gran interés y participación entre las personas asistentes. Algunas de las reflexiones compartidas nos sirvieron para poner en contexto el camino recorrido y la realidad actual donde cada vez hay más entidades preocupadas por cambiar la cultura de las organizaciones.

El primer paso de éstas es definir un protocolo de prevención y actuación ante casos de acoso sexual y por razón de sexo, e impulsar entornos de no violencia; pero en la práctica se observa que todavía es preciso mejorar en su implementación, incidiendo en la formación e implicación de toda la organización. La Dirección, mandos intermedios y representación del personal son agentes imprescindibles para todo ello. 

En ocasiones se generan dudas sobre qué es acoso y, en este sentido, cualquier vivencia laboral que provoque un entorno laboral hostil y humillante y que ponga en peligro nuestro trabajo, es susceptible de ser evaluada y atendida. “Ponlo en masculino, si te chirría, esa situación es acoso” según palabras de Norma.

Norma también incidió sobre las dificultades que tenemos las mujeres (el 95% de los casos los sufrimos nosotras) en reconocer lo que estamos viviendo. Realidades como el movimiento MeToo  ha despertado que otros colectivos como el de la enfermería, los cuidados o las camareras del sector de la hostelería pasen a la acción y no toleren situaciones de acoso sexual y por razón de sexo.

Por último, Norma nos habló sobre el Convenio 190 OIT, pendiente de ser aprobado a nivel estatal (solo Uruguay ha tenido la valentía de hacerlo). El convenio establece la necesidad de ampliar el concepto de ámbito laboral; éste se ve extendido para contemplar entornos más amplios como, por ejemplo, las viviendas donde se presta un servicio de cuidados u otras actividades que se desarrollan tras el horario laboral (viajes, desplazamientos, …). En palabras de Norma “si no fuera porque estás trabajando, no compartirías una cena o un café con esa persona”.

Durante la segunda parte de la jornada, Raquel López, junto con las demás personas integrantes de la Asesoría Confidencial, órgano específico creado para dar respuesta a las acciones que se deriven en este ámbito, presentaron el protocolo de acoso sexual y por razón de sexo del Grupo. Se resuelven las dudas surgidas y se comparte un mensaje claro y contundente: tolerancia cero ante el acoso sexual y por razón de sexo.

 

A continuación, mostramos una galería de imágenes tomadas durante la jornada y una reflexión, en formato de vídeo, que Norma comparte con Grupo SSI.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Desde hace un par de años fundamentalmente, también en nuestro contexto y sociedad, el movimiento feminista ha puesto sobre la mesa la necesidad de que la cultura de la no violencia esté presente también en el ámbito laboral.

Un ámbito en donde estamos las mujeres, en donde tenemos problemas que hay que enfrentar, y uno de ellos es un riesgo laboral como es el acoso tanto sexual como por razón de sexo.

En este sentido, que las entidades de todo tipo, las empresas públicas y privadas se comprometan y tengan herramientas como es un protocolo para la prevención y la actuación en casos de acoso sexual y por razón de sexo, es fundamental.

Primero, para dar seguridad a las mujeres porque no podemos desarrollar nuestras habilidades y nuestras capacidades si no estamos en un entorno seguro y que prevenga posibles riesgos laborales de esta magnitud.

Segundo, porque es importante para la entidad porque tiene que ver con la productividad, con el desempeño en el trabajo.

Y tercero, porque también es una manera de que las entidades se comprometan con la democracia y el avance de los derechos sociales de todas las personas en esta sociedad.

Y por eso, aunque parezca un instrumento de trabajo creo que es un poderoso instrumento para dar voz a las mujeres, para canalizarla y para cambiar la cultura organizacional.

Ya es hora de que las mujeres, que hemos entrado con muchas dificultades y las seguimos teniendo, disfrutemos de todos los derechos en igualdad en el ámbito laboral

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar