Es indudable el papel que juegan las asociaciones de personas mayores en nuestra comunidad. Un espacio de encuentro y socialización que responde a una realidad: las personas somos seres sociales y, en el momento vital de la jubilación y/ o hacernos mayores, disponemos de tiempo. ¿Cómo queremos vivirlo?

El perfil de personas que se acerca a las asociaciones evoluciona y toca romper con estereotipos extendidos en nuestro imaginario colectivo. Un ejemplo que hemos vivido en las asociaciones de Personas Mayores Jubiladas de Donostia han sido los talleres “Sentido de Vida” que hemos organizado junto con profesionales del ámbito de la psicología.

Así, durante los meses de octubre y noviembre hemos buscado crear espacios para poder interrogarse y reflexionar sobre cuestiones como el sentido de vida y vida sentida entendiendo la vejez como un momento para hacer aquello que a cada persona le satisface y le autorrealiza.

Jornadas “Sentido de vida”, un espacio para la reflexión comunitaria

Más de ciento cincuenta personas mayores han participado en estas jornadas realizadas en diferentes espacios de las asociaciones de Donostia.

Han reflexionado y compartido diferentes puntos de vista ante diversas cuestiones:

/ ¿Qué es envejecer?

/ ¿Qué es el sentido de vida?

/ ¿Qué entendemos como envejecimiento saludable?

/ ¿Cómo nos relacionamos?

/ ¿Cómo buscamos nuestra autorrealización?

La participación de las personas mayores ha sido alta y profunda en la línea de:

1) Entender el sentido de vida como una orientación, una dirección hacia la que dirigir nuestros pensamientos y emociones para conseguir lo que se quiera hacer.

2) Reconocer la vejez como una etapa de desarrollo personal y de aportar desatan la participación y el diálogo en estos espacios de Personas Mayores.

3) Compartir aportaciones personales que hablan de transformación a lo largo de nuestra existencia, de cómo nuestra vida se reconduce según nuestras propias circunstancias vitales y está en constante cambio. Como resultado, reorientarse, adaptarse y readaptar el ciclo vital.

Durante estas jornadas se han recomendado diferentes lecturas que conectan con la espiritualidad de las personas. Personalmente, quiero destacar una de las citas que se ha compartido porque resume el sentir vivido:

“…el sentido de vida difiere de un hombre a otro, de un día a otro y de una hora a otra.  Lo que importa, por tanto, no es el sentido de vida en general, sino el sentido de vida de una persona en un momento determinado”

«El Hombre en busca de Sentido» de Viktor Frankl.

Valoración de las jornadas compartidas

Las personas mayores participantes han valorado de manera positiva estas jornadas y nos han aportado puntos de vista de interés y aprendizajes para la comunidad de profesionales que trabajamos con las Asociaciones de Personas Mayores Jubiladas.

Nos han ayudado a entender cómo, un concepto tan extendido como el envejecimiento saludable, conecta con cuestiones sencillas y cotidianas cuando son valoradas en primera persona. “No depender de nadie”, “Ser autosuficiente”, “Tener relaciones”, “Vivir con salud” o “Seguir amando la vida” son algunos de los mensajes compartidos.

“Tener ilusión”, “Vivir con calidad de vida”, “Darle un significado”, “Generar belleza: pintar, escribir, enseñar …”, “Procurar el bien con mis actos”.

Próximos pasos y diseño de nuevas jornadas para las asociaciones de personas mayores

Desde el Servicio Técnico de Apoyo de las asociaciones de Donostia constatamos la necesidad de seguir impulsando espacios donde se genere la calidez suficiente y un ambiente de confianza para que las personas mayores compartan reflexiones sobre su momento vital.

Estamos trabajando con las Juntas Directivas y profesionales del ámbito de la Psicología en el diseño de nuevos formatos que contemplen el aprendizaje adquirido a partir de estos talleres piloto y respondan al contexto actual y la realidad de las asociaciones.