A lo largo de nuestra historia las cooperativas hemos demostrado una innegable capacidad de adaptación.

Volvamos la mirada hacia atrás, hace unos cien años. Por aquel entonces en Euskadi nacían las primeras cooperativas, vinculadas al consumo, que surgieron producto de la necesidad compartida. Descendemos del auzolan, del trabajo vecinal en equipo y, a partir de esa premisa, se ha ido tejiendo este modelo económico y social tan peculiar y tan fuertemente arraigado en nuestro territorio.

 Cooperativas e industria

Llegando a la mitad del siglo pasado nos encontramos con años en los que soplaban vientos de cola. Era el despertar de la economía en general, con una potente producción de hierro y acero que propiciaron el despliegue en el País Vasco de gran número de empresas, en general, y de cooperativas, en particular, en torno al sector industrial.

Éste es el escenario en el que se gesta la experiencia de Mondragón Corporación, buque insignia del cooperativismo vasco. De la mano del sacerdote José María Arizmendiarrieta fue tomando forma un gran proyecto empresarial que ha sido capaz de crear un ecosistema fuerte y autónomo: de una entidad de previsión social, la caja de ahorros y la escuela de formación profesional, hoy en día cuenta con más estructuras, de dimensiones mayores y más diversificadas: 4 facultades, 15 centros tecnológicos, …Desde los inicios vieron la importancia de que la empresa y la formación estuvieran bien conectadas. 

Cooperativas e innovación en el siglo XXI

Las últimas décadas del siglo XX han sido testigos del surgimiento de las cooperativas en todos los sectores de actividad, con un crecimiento pujante de las cooperativas de servicios.

Nuevas actividades que apuestan por modelos energéticos alternativos, por la Silver Economy, por la participación ciudadana y las nuevas tecnologías. Y seguro que hay otras actividades, que todavía están por llegar, a las que podemos hacer atractivo este modelo empresarial. Cualquier actividad o negocio es susceptible de ser gestionado bajo la forma jurídica de cooperativa.

Confieso que, en este contexto, me resulta cautivadora la última iniciativa en la que está inmersa Mondragón Corporación. Con el nombre “Humanity at Music” pretende acercar el cooperativismo a la Sociedad a través de la cultura y, especialmente, a través de la música.

Lo que en sus inicios surgió vinculado al hierro, tan duro y frío, ahora es capaz de reunirnos en torno al arte.

En palabras de Arizmendiarrieta: “el mundo no se nos ha dado simplemente para contemplarlo, sino para transformarlo”. Así somos las cooperativas de Euskadi.

evolucion-cooperativas-euskadi

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar