{

Grupo SSI elabora un protocolo para luchar contra el acoso sexual y por razón de sexo en el ámbito laboral

Grupo SSI se adhiere al mensaje que transmite el protocolo contra el acoso sexual y por razón de sexo emitido por Emakunde, considerando que ambos tipos de acoso atentan contra derechos fundamentales como la dignidad, la igualdad, la integridad física y moral, la libertad sexual y al derecho al trabajo, y la seguridad y salud en el ámbito laboral.

La organización ha querido incidir en este último año en la revisión y análisis de su sistemática en estos casos, y como resultado ha elaborado un nuevo protocolo de actuación que recoge tanto medidas de carácter preventivo como las que son precisas en caso de que se produzca algún caso de esta índole. Se trata de avanzar hacia una cultura que integre de manera global un mensaje claro de «tolerancia cero con el acoso sexual y por razón de sexo».

Con este mensaje, su objetivo es manifestar, ratificar y reforzar el compromiso ante este tipo de situaciones de violencia. Se trata de prevenir, pero también de responder de manera rápida, garantizando la confidencialidad y aplicando medidas disciplinarias en casos de situaciones de acoso probadas.

Para ello, han creado un órgano interno compuesto por diferentes personas de la organización, la Asesoría Confidencial, que será el órgano responsable de garantizar y realizar un seguimiento de la implementación del protocolo, y de acompañar a las posibles víctimas o denunciantes en todo el proceso que se active ante una queja o denuncia de acoso sexual y/o por razón de sexo.

Espacios ajenos a la entidad, también tolerancia cero.

 

Recientemente, han presentado a su personal las características principales del protocolo. En todo este proceso, añaden que no hay que olvidarse de las particularidades de su propia organización, compuesta por un 98% de mujeres, de las cuales el 86% prestan sus funciones en espacios no propios de la organización, como es el caso de auxiliares de ayuda a domicilio y personal de limpieza, entre otros.
Por ello, consideran fundamental extender este mensaje a los ayuntamientos, entidades, empresas… para las que prestan sus servicios. Admiten que no es un camino sencillo, sobre todo en aquellos casos en los que los hechos puedan producirse dentro de los domicilios de personas usuarias de sus servicios, donde topan con características particulares tanto de ubicación, como de posibles situaciones de deterioro cognitivo de las personas usuarias del servicio.

Entienden que es un servicio que se presta con carácter público, y como tal desde las administraciones, y por ende desde las empresas que prestan dicho servicio, debe haber una apuesta «única y clara» dirigida a la seguridad y salud de su personal, considerándolo como un problema colectivo y nunca dejando el peso en la posible víctima.

 

Texto extraído de la noticia publicada en GARA, edición monográfica de 8 de marzo 2020.

i

Gara

8 MARZO, 2020

8 de marzo, Gara

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar