Durante la segunda jornada de SSI Berriketan hemos contado con Iñaki Bartolomé, CEO de Ideable y Kwido, La sesión íntegra se encuentra en el canal de YouTube de Grupo SSI. A lo largo de la sesión, Iñaki desgrana la importancia de ofrecer soluciones a las personas mayores fáciles de utilizar, que resulten intuitivas y que respondan a las necesidades y motivaciones de éstas.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

La importancia de los datos para medir y mejorar el cuidado de las personas mayores, desde una perspectiva holística de la persona, con planes de cuidado personalizados. La tecnología aporta un servicio complementario y, en tiempos de confinamiento, se convierte en una pieza fundamental, no solo para conectar a las personas mayores con sus familiares y propiciar la comunicación. También para llevar a cabo la monitorización de su estado sin tener presencia física, llevar a cabo actividades de estimulación cognitiva en casa, ahora que no puede acceder a servicios como el que se presta en los centros de día.

No se trata de sustituir sino de complementar. Las personas van a tener que seguir liderando el cuidado. Pero con la tecnología vamos a poder extender el cuidado a las 24 horas del día y hacerlo más eficiente. Y más escalable, añadiendo al mismo, más agentes.

Iñaki sugiere la facilidad de uso para las personas mayores de las tablet frente a los móviles y lo accesible y barata que resulta disponer de estos dispositivos conectados con internet hoy en día, sin necesidad de contratar WIFI en los hogares. El despliegue de redes 4G o 5G facilitan enormemente la interconexión.

La primera revolución fue la de Internet. La segunda, las redes sociales. Ahora llega la revolución del Internet de las cosas, y su crecimiento será exponencial, queramos o no.

Durante la sesión surge, de nuevo, el binomio tecnología y control. Iñaki defiende la necesidad de una mayor transparencia y una mayor seguridad, también la importancia de medidas legislativas y de control para asegurar un buen uso de la información. La tecnología es positiva para el bienestar y permite nuevas formas de servicio de atención…pero puede ser negativa respecto al mayor control por parte de los gobiernos, empresas …En palabras de Iñaki, la clave es la transparencia y la fiscalización del uso de los datos.

Una de las personas participantes contaba su experiencia personal “​Mi madre se descargó WhatsApp cuando se dio cuenta de que se perdía cosas de sus nietos. ​Gracias al WhatsApp la familia está más conectada. Los abuelos viven más la vida de sus nietos.”; un claro ejemplo de cómo la motivación derriba muchas barreras, también tecnológicas. Y la accesibilidad ayuda a convertirlo en realidad. En el ámbito del desarrollo de aplicaciones, el diseño es una pieza fundamental que derriba muros de utilización.

En algunos casos ponemos el foco en la necesidad de derribar la brecha digital existente en el colectivo de las personas mayores. Pero, según Iñaki, toda la sociedad tiene un nivel de alfabetización digital muy bajo. Y una sociedad analfabeta no es una sociedad libre ni empoderada. También en los medios de comunicación falta esa alfabetización digital. E incluso tienen un sesgo en muchos casos porque la tecnología ha acabado con su modelo de negocio en algunos casos.

Entrevista a Iñaki Bartolomé a través de las preguntas surgidas durante la jornada.

P. – En relación con el impacto de esta crisis en la tecnología, ¿cuál es tu opinión?

Iñaki: Esta crisis ha forzado a abrir los ojos a la sociedad a que el uso de la tecnología no puede ser siempre negativo, sino que bien utilizado, es un aliado precioso para muchos ámbitos, también el del cuidado y el del combate del aislamiento social.

P. – ¿Cómo ves su futuro uso particular, en las empresas y a nivel de intervención social?

Iñaki: Lo veo necesario igual que en todos los órdenes de la vida. La tecnología es como un tsunami que ha entrado en todos los ámbitos de nuestra vida, guste o no. El resto es empoderar digitalmente a la sociedad para domesticar su uso y que no nos arrastre, sino que nos ayude a ser mejores.

P. – ¿​Cómo se puede generar confianza para que autoricemos el uso masivo de telemática…?

Iñaki: No sé si hay que hacer uso masivo. El objetivo es tener clara una estrategia, y ver si para cumplirla, una mayor o menor dosis de uso de tecnología nos ayuda. Pero no usarla porque sí, sino dentro de un plan claro con unos objetivos claros.

P. – ​Como CEO de una empresa tecnológica, ¿qué recorridos ves a estas tecnologías? ¿Se podrían convertir en algo más?

Iñaki: La tecnología es un medio, y es aplicable ya. Es la voluntad de mejorar la que nos tiene que hacer ver si hay parte de esa tecnología que nos ayuda en ese objetivo. El recorrido puede ser inmenso, pero debería estar supeditado a un cuidado humanizado, a ser herramienta y a que no sea ésta la que lidere el proceso de transformación digital. 

P. – ¿Cómo garantizamos la intimidad si todo está monitorizado? y ¿dónde queda la libertad de la persona de elegir como quiere ser atendida?

Iñaki: Debemos exigir conocer qué datos se monitorizan, quién los guarda, cómo lo hace y quién fiscaliza su buen cumplimiento. Y que la persona y sus familiares puedan decidir qué quieren otorgar y cómo. Esa libertad y esa transparencia son fundamentales.

P. – ¿No existirá reticencia de las personas por hacer más tecnológico su domicilio?

Iñaki: Podemos tener reticencias, pero de nuevo volvamos a empoderar digitalmente a la sociedad. Se puede rechazar lo que se desconoce o nos da miedo. Lo que conocemos deja de darnos miedo a pesar de poder ser realmente peligroso. Toca alfabetizar a la sociedad para que puedan elegir si quieren o no tecnología con la libertad de conocerlo los usuarios o sus familiares.

P. – ​¿Tenemos que crear y diseñar la oferta de servicios de modo inclusivo superando la dicotomía off /on line?

Iñaki: La combinación de lo off y lo on es obligatoria en servicios donde el calor humano son tan importantes. La tecnología no puede eliminar la labor humana que hay detrás del cuidado. Debe ayudar a hacerlo más escalable y eficiente.

P. -​ ¿Qué margen de mejora hay en la comunicación que se hace sobre las ventajas de la tecnología a personas no nativas digitales?

Iñaki: Mucha. La tecnología solo se les muestra como algo ajeno y peligroso, es complicado luchar contra esos mensajes continuos en medios de comunicación si no hacemos una labor de alfabetización digital de toda la sociedad.

P. – ​Iñaki, ¿ha llegado el momento de considerar que disponer de datos es igual de importante que agua, gas, electricidad?

Iñaki: Sin duda. Sin datos estamos ciegos respecto a nuestros procesos: no sabemos qué ocurre, si estamos haciendo las cosas bien o mal, cómo podemos mejorar o dónde tenemos un problema o un riesgo. Decidimos a ciegas y no podemos compartir además información con mayores y familias porque carecemos de ella.

P. El teléfono también es tecnología y nadie cuestiona su valor en el acompañamiento. ​¿No se subraya demasiado el lado oscuro de las TIC? ¿No habría que subrayar más el «coste de oportunidad» de no usarlas?

Iñaki: El papel que juega el teléfono es un ejemplo perfecto. No pensamos que un teléfono fijo incluso aleje a las personas, pero sí que, por ejemplo, un smartphone con WhatsApp o un tablet con Skype lo van a hacer. De nuevo, lo primero lo conocemos y no nos produce temores, lo segundo sí porque lo desconocemos. En cuanto al lado oscuro de las TIC, totalmente de acuerdo. También en los medios de comunicación falta esa alfabetización digital. E incluso tienen un sesgo en muchos casos porque la tecnología ha acabado con su modelo de negocio en algunos casos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar